Te alejas Padre amado

dejando a muchos acongojados

tu herencia, es tu sabiduría

que nos permitirá, ser mejores personas cada día.

Tu partida es dolorosa

tus palabras fueron y serán por siempre provechosas

tu imagen de esforzado luchador

queda en nosotros, como la imagen de un ganador.

Tu ausencia la supliremos

y cada día, te evocaremos

con tus escritos maravillosos

avanzaremos por la vida como mujeres y hombres venturosos.

Siempre entusiasta, positivo y amistoso

con tu discurso persuasivo y optimista

tu profesión enaltecías laborando hasta el gozó

en tu área de trabajo, eras un artista.

Siempre con tu monólogo esperanzador

a todo tu publico entregabas lo mejor

ahora donde te corresponda estar

no dudarás en construir y por el bien trabajar.

Tus escritos, tus discursos, los tendremos presentes

te lo agradecemos, así nos acompañaras por siempre

ante las dudas, las desgracias o la congoja

nos acompañaras cuando leamos algunas de tus hojas.

A pesar de tu partida seguirás siendo influyente

con tus ideas seguirás ayudando a mucha gente

los que abracen tus máximas y tu discurso motivador

con tus pensamientos llegarán a ser, una persona mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.