No tengo las fuerzas de antes

pero tengo ahora mayor convicción

no tengo la energía de joven

pero tengo el valor, la experiencia y la predisposición.

Puedo todavía, construir, crecer y avanzar

las derrotas anteriores no me van a neutralizar

el cansancio, la envidia, la soledad no serán motivo

para renacer, para brillar, para deslumbrar, entre los vivos.

Si la muerte me está buscando

encontrarme le costará bastante

porque siempre estoy trabajando

con mucho más deseos y bríos que antes.

Tengo tanto, tanto que hacer

que me desplazo desde el amanecer

vivo el día, con prisa construyendo

con la esperanza de ayudar y  seguir creciendo.

He disfrutado tanto esta vida

de tantas formas la he disfrutado

no puedo dejarla tan pronto

porque minuto a minuto la he gozado.

Con trabajo, fortalezco

mi espíritu y mi voluntad

no decaerá mi ánimo para laborar

desde hoy…hasta la eternidad.

Vivo cada día

con deseos aportar y de avanzar

las horas que me quedan por vivir,

todas, todas, las voy a disfrutar.

Debo trabajar, debo dedicarme, sin pausa a crear

las metas que me proponga, todas las cumpliré

con tesón innovando siempre estaré

hasta el ultimo día  a vivir como  zángano,  me resistiré.

Todo lo que he vivido religiosamente lo agradezco

si a mí me tocó, es por que me lo merezco

lo que me queda de vida, la consumiré  creando

me recordarán como un luchador, que vivió innovando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.