Con su lento caminar

avanza de madrugada

a empezar su jornada

que nunca ha sido valorada.

Cada día madruga, es responsable

prepara a diario las salas y oficinas

baños y pasillos los deja impecables

silbando o cantando comienza sus rutinas.

Su función es, decisiva e importante

pues  su labor comienza antes

para que los alumnos y profesores

intenten cada día llegar a ser mejores.

Con sonrisa alegre y contagiosa

irradia una vida, color de rosa

respetuoso, gentil, servicial

como él, no hay otro igual.

Amable, risueño, servicial, gentil

a todos agrada, con sus actitudes

responde preguntas y solicitudes

pasan los años y nadie le reconoce sus virtudes.

Nadie se detiene a pensar

que este hombre o mujer, con bastantes años

debería estar ahora, descansando

por lo entregado, merece estar disfrutando.

Siempre calmado(a), amable y gentil

atiende alumnos, apoderados, de uno hasta mil

atrae y se destaca por su atractivo

debemos aplaudirlo(a), ahora que esta vivo.

Como  obrero o empleado

nunca llega atrasado

aprendió el compromiso y la responsabilidad

debería ser recordado, hasta la eternidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.